EL TERROR TIENE ALAS. EL AVISPÓN JAPONÉS.

          Os pongo en conocimiento de una nueva plaga que se está introduciendo en nuestro país, el avispón japonés, Vespa Velutina Nigritorax.  Ha aparecido en prensa y os pongo el recorte de la misma para que os hagáis una idea aproximada, después algunas cositas que os pueden gustar……

(Diario de Navarra fecha 08/11/2011)

"El avispón asiático llega a Navarra y pone en "jaque" a más de 14.000 colmenas de abejas

Ya se han detectado 9 nidos: Oieregi, Etxalar, Sunbilla (2), Baztan (3), Urdax y Bera

Las reinas pueden llegar a medir 5 centímentros, el triple que la abeja de miel europea y la cosa no queda ahí, ahora veréis el tamaño de su nido.

Apicultores y técnicos navarros se enfrentan por primera vez al avispón gigante asiático, un gran y voraz depredador de la abeja europea de miel. Están en riesgo las más de 14.000 colmenas que existen en la Comunidad foral y, lo que es más importante, la labor polinizadora tan necesaria en la producción agrícola. La presencia de este insecto exótico en puntos del norte de Navarra ha activado la alerta. Se prevé que el avispón se extienda a partir de primavera por más zonas de la Comunidad foral.

Esta nueva especie de avispa (vespa velutina nigritorax), cuya reina llega a alcanzar los cinco centímetros (la avispa europea mide unos dos centímetros).

 panal 

Fue detectada por primera vez en Francia en el 2005 (al parecer llegó al puerto de Burdeos en un carguero de China). En este tiempo, ha demostrado tal capacidad de adaptación y de expansión que el año pasado se localizó en 36 departamentos franceses y saltó el muro de los Pirineos. Primero, fue vista en el País Vasco (Hondarribia) y luego, en el invierno, en Navarra, en Oieregi (Bertizarana), Sunbilla (2), Urdax, Baztan (3), Etxalar y Bera.

Perdigones contra los nidos

En los puntos navarros donde se han encontrado nidos se ha procedido a eliminarlos. Los nidos se suelen localizar en ramas de árboles a más de 15 metros de altura y su tamaño es impresionante (pueden alcanzar los 55 centímetros de diámetro y unos 70 centímetros de altura). Medio Ambiente consultó al Grupo de Estudio de Invasiones Biológicas (GEIB) que sugirió varias técnicas en virtud de la experiencia francesa: desde el empleo de agua, el uso de insecticida de forma local, la extracción e incineración hasta la lesión del nido mediante proyectiles. Finalmente, Medio Ambiente optó en la mayoría de los casos por el empleo de agua y de disparos de pequeños perdigones con escopeta. "Es lo más eficaz para eliminar los nidos en invierno. Consigue matar a las pocas avispas que hay dentro. Deja el nido agujereado y, al entrarle humedad, le provoca una rápida degradación", apuntan en el departamento, que se mantiene vigilante para dar con nuevos avisperos. Al respecto, en el País Vasco, el Gobierno ha decidido instalar GPS en los nidos que se detecten (unos 14 hasta la fecha) para que, en primavera, cuando nazcan la nuevas reinas, combatirlas de manera más eficaz.

 

Aguijón de 6 milímetros

El veterinario de la Asociación de Apicultores de Navarra (Apidena), Eduardo Pérez de Obanos, destaca el tamaño de esta avispa, casi el triple que la abeja europea (Apis melifera). Además de por su tamaño (el aguijón es de 6 milímetros), se distingue por su color oscuro.

Su abdomen es negro o marrón oscuro, aunque el cuarto anillo abdominal es de un tono naranja rojizo. "La avispa de aquí, la que conocemos todos, tiene los anillos abdominales de color negro y amarillo".avispon japones

 

 

 

El experto destaca que aún no se ha dado con una forma de combatirlo cien por cien eficaz y que las abejas de miel todavía no han desarrollado una forma de defenderse de su ataque "porque es algo nuevo para ellas" La voracidad es otro rasgo del avispón. "Dicen que un ataque de cinco avispones acaba con una colmena". En primavera y verano, el ataque se produce "generalmente" en el exterior de la colmena, cerca de la entrada. "Se queda en vuelo estacionario y captura las abejas que vuelven de recoger néctar o polen. Las caza al vuelo y las decapita con las mandíbulas. Les quita el abdomen y se lleva sólo el tórax para alimentar a sus larvas. El resto, lo desechan. Por eso, si se ven muchos abdómenes en el suelo es fácil ver que ha habido un ataque". "

Hasta aquí lo que dicen los periódicos……. Todo no va ser malo, estos avispones, (son varios tipos, por ejemplo Vespa Mandarina Japonica ), también estará al llegar con esto de la goblalización. Así que unas nociones un poco más animadas de esta avispa a la que hay que estar atentos. 

Una pequeña pero eficiente máquina de matar se oculta en las montañas de Japón. Este voraz predador posee un aguijón de medio centímetro que inocula una dosis de veneno con una enzima que puede disolver tejidos humanos. Si no se tienen precauciones, su picadura puede ser letal.

El oosuzumebachi (Vespa mandarinia japonica) o avispón gigante japonés, además de ser una de las especies de avispas más grandes del mundo —compartiendo el puesto con algunas avispas del géneroPepsis—, es el insecto más peligroso de Japón. Tiene una longitud entre los 3 y 5 centímetros, una envergadura cercana a los 7 centímetros y una amplia distribución por las cuatro islas más grandes del archipiélago japonés. Habita en los bosques,

donde construye sus nidos en los árboles y, ocasionalmente, también en viviendas.

 

Anatomía

 

La anatomía del avispón gigante japonés es la típica de los véspidos y lo que lo hace inconfundible es su gran tamaño, su cabeza de color anaranjado, con ojos compuestos y ocelos de color marrón oscuro. Las antenas son del mismo color, excepto el primer segmento, que es anarajado. El cuerpo y las alas son de color marrón oscuro, y destacan cuatro manchas de color anaranjado en propódeo, el primer segmento abdominal unido a la parte posterior del tórax, justo antes del estrangulamiento que le confiere la cintura de avispa. El primer par de patas de de color anaranjado con tarsos de color marrón oscuro. El segundo y tercer par de patas son de color marrón oscuro. El abdomen presenta bandas alternadas de color anaranjado y marrón oscuro.

 

Comportamiento

El avispón gigante es un insecto social que vive en colonias y tiene una casta obrera, así como machos y hembras (reinas). El ciclo anual empieza en primavera, cuando las reinas despiertan de su letargo invernal de seis meses. En su interior llevan huevos que darán lugar a las avispas obreras y a los soldados. Una reina puede llegar a poner miles de huevos que tardarán una semana en convertirse en larvas. El tamaño de una colonia de avispas 

aumenta a medida que avanza la estación del mismo modo que lo hace el hambre de las jóvenes avispas. La reina alimenta a su prole al principio, pero pronto un implacable ejército de avispas hambrientas se extiende por los bosques de los alrededores en busca de más fuentes de comida. Las abejas, otras especies de avispas e insectos más grandes como las mantis religiosas no tienen nada que hacer frente a esta feroz horda. Al aproximarse el otoño, el reinado de los avispones llega a su fin. Las reinas ponen huevos no fertilizados que se convierten en machos, los cuales morirán después de aparearse con una nueva generación de reinas que hibernará hasta que llegue la primavera.

 

Hábitos alimenticios

 Las abejas europeas (Apis mellifera) son la presa preferida de los avispones gigantes. Importadas por los apicultores japoneses, carecen de las defensas frente al feroz ataque de los avispones. La forma de actuar es siempre la misma: primero llega un explorador que localiza la colonia de abejas y lo marca con una feromona. Poco después, un pequeño ejército de avispas gigantes —cada una de las cuales es cinco veces más grande que una abeja europea— barre la colonia, diezmándola. Un sólo avispón es capaz de matar a 40 abejas por minuto y un pequeño destacamento puede masacrar a 30.000 en cuestión de horas, llevándose las larvas como alimento y dejando un rastro de insectos mutilados y muribundos.

Por otro lado las abejas japonesas (A. cerana japonica) han desarrollado un ingenioso sistema de defensa frente al avispón gigante. Cuando un explorador se aproxima, las abejas empiezan a zumbar al unísono haciendo vibrar sus músculos de vuelo. Esto tiene un doble objetivo. Por un lado, sirve como una forma de intimidación y, por el otro, sirve para entrar en calor. También son capaces de detectar cuando se produce la secreción de la feromona del avispón y en ese preciso instante lanzan un ataque en masa. Varios cientos de abejas encalentonadas forman una bola que rodea al avispón, vibrando sus músculos de vuelo y elevando la temperatura del avispón 

hasta los 47ºC, superior al límite de 44-46 grados que puede resistir. La concentración de dióxido de carbono en el interior de la bola también aumenta hasta un 3,6%. El calor y el CO2 matan al avispón aunque no afecta a las abejas, que pueden soportar hasta los 48-50 grados.

 

Riesgos

 

Los seres humanos no son blanco habitual del avispón gigante japonés, pero aquellos que han sentido su aguijón en propias carnes describen el dolor que produce la picadura como algo insoportable. Masato Ono, entomólogo de la Universidad de Tamagawa, cerca de Tokio, dice que la sensación es lo más parecida a una aguja candente que atraviesa la pierna.

Alguien que es picado por la avispa y no recibe el tratamiento adecuando puede morir a causa del veneno. Entre los componentes del veneno se encuentra un péptido citolítico, el mastoparan, capaz de dañar los tejidos; en otras palabras, puede disolver la carne. Alrededor de cuarenta personas mueren cada año tras ser picadas por avispones gigantes, la mayoría de ellas a causa de un choque anafiláctico por una reacción alérgica al veneno.

Ono, que ha estudiado los avispones gigantes durante más de una década, defiende a estos insectos a pesar de su reputación: pueden parecer brutales, pero tan sólo lo hacen para sobrevivir. Son buenas madres y fieras protectoras.

 

Una saliva energética

 Las avispas adultas alimentan a las larvas con una pasta hecha con la carne de sus víctimas y estas a cambio segregan una saliva altamente energética que constituye el alimento de los adultos.

 

Esta mezcla se denomina VAAM o mezcla de aminoácidos de avispas. Dosis regulares de VAAM procedentes de las larvas dan a las avispas adultas una increíble energía y resistencia. Cuando persiguen a su presa, pueden desplazarse hasta 96 kilómetros con velocidades punta que alcanzan los 40 kilómetros por hora.

 

Los efectos de la VAAM no han pasado por alto y en Japón hay una bebida energética basada en esta mezcla. Llamada Vaam, contiene una forma sintética de los componentes de la saliva de las larvas de los avispones gigantes. La corredora japonesa de maratón Naoko Takahashi, oro olímpico y plusmarquista mundial, declaró que esta bebida le dio alas en los Juegos Olímpicos de Sidney.

bebida

 

En cualquier caso, la VAAM podría ser considerada —salvando las diferencias— como la versión en avispas de la jalea real de las abejas.

 

Una fuente de alimento

 

En los pueblos de montaña japoneses, los avispones gigantes son muy apreciados como fuente de proteínas. Se pueden comer fritos o en forma de sashimi. Para los gourmets, dejo una receta de brochetas de larvas de avispón gigante:

larvas comida

 

Ingredientes (para cuatro brochetas):

 

  • 16 larvas( vé para que sirven los conocimientos entomológicos)
  • 16 ninfas( no confundir con larvas)
  • 4 pinchos para brochetas
  • 4 hojas de shiso(en el corte Inglés vende las hojas o similares)

 

Para la salsa:

 

  • 1 cucharada grande de sake
  • 1 cucharada grande de azúcar
  • 1 cucharada grande de salsa de soja

 

Preparación:

 

  1. 1.Limpiar las heces de las larvas presionando la zona del recto.
  2. 2.Lavar las larvas y ninfas con agua caliente.
  3. 3.Lavar las hojas de shiso.
  4. 4.Hacer 4 brochetas, atravesando 4 larvas y 4 ninfas con el pincho.
  5. 5.Colocarlas en una parrilla y rociarlas con la salsa mientras se asan.
  6. 6.Poner la hoja de shiso en un plato y colocar sobre ella la brocheta.

 

Itadakimasu! (¡Buen provecho!)