Al hablar de xilófagos nos referimos a insectos que comen la madera, pero este término es más amplio ya que no solo hay insectos que consideren la madera un delicioso manjar. Así pues podríamos definirles como organismos que se alimentan de los componentes principales de la madera XILO = MADERA y FAGOS = COMER.

 

Para digerir una materia tan pobre en nutrientes como es la madera, los organismos xilófagos han tenido que desarrollar un tipo de enzimas digestivas capaces de descomponer la lignina y la celulosa en azucares o establecer una simbiosis con microorganismos (protozoarios) que les faciliten ese trabajo.

En nuestro país, únicamente el grupo de los Coleópteros (escarabajos) y el de los Isópteros (termitas) poseen especies que pueden ocasionar graves daños en las estructuras de los hogares, y en nuestro caso, junto con los hongos son los factores que están dañando las estructuras de la casa.

Hay especies de Lepidópteros (mariposas) e Himenópteros (hormigas y avispas) que ocasionalmente pueden producir daños estructurales en la madera.

Existen varias órdenes de insectos que atacan a las maderas como mencionamos al principio los más importantes en la Península Ibérica son la de Los Coleópteros y la de Los Isópteros.

COLEOPTEROS

Dentro de los Coleópteros nos encontramos con las siguientes familias que tienen a la madera como su principal fuente de nutrición:

  • ANÓBIDOS
  • Carcoma de los muebles (Anobium puntactum)
  • Escarabajo reloj de la muerte (Xestobium rufovillosum)
  • BOSTRIQUIDOS Pulverizador del Bambú (Dinodermus minutus)
  • LICTIDOS Bromas de las naves (Lymexylon navale)
  • CERAMBIDOS Capricornio doméstico (Hylotrupes bajulus)
  • CURCULIONIDOS Gorgojo del Abeto (Hylobius abietis)
  • ESCOLITIDOS Escarabajo de la corteza del Fresno (Hylesinus fraxini)

ISÓPTEROS

  • TERMITAS DE LA MADERA SECA ( Kalotermes Flavicolis)
  • TERMITAS SUBTERRÁNEAS (Reticulitermes lucifugus).